(Panamá, 18 de mayo de 2016)- Carmen Rosa Chávez oriunda de Santiago, provincia de Veraguas desarrolló desde pequeña una vocación de servicio por los niños y las personas más vulnerables, razón por la cual decidió estudiar una carrera universitaria relacionada al área de la medicina.

Cuando salió de bachillerato del Colegio San Vicente de Paul, se inscribió en la Universidad de las Américas (Udelas) para estudiar Fonoaudiología, disciplina sanitaria que se ocupa de la prevención, la evaluación y el tratamiento de los trastornos de la comunicación humana, manifestados a través de patologías y alteraciones en la voz, el habla, el lenguaje (oral, escrito y gestual), la audición y otras funciones.

Sin embargo, al poco tiempo se dio cuenta que la vida universitaria era difícil y complicada para aquellos jóvenes que carecen de recursos económicos.

“Tenía muchos gastos, la universidad, los libros, los materiales, los instrumentos para las prácticas, las guías de estudio, el transporte y la comida. En ese momento sentía que todo me abrumaba y que las puertas se me estaban cerrando a pesar de contar con buenas calificaciones”, recordó Chávez.

Dada las circunstancias económicas para cancelar la matrícula universitaria, Chávez tuvo que recurrir a sus habilidades. “A mí siempre me gustó el ajedrez, por lo que me inscribí en un concurso en la universidad y como fui una buena jugadora obtuve una medio beca, es decir, me exoneraron la mitad de la matrícula, pero tenía que conseguir la otra parte”, explicó la joven.

Pero no fue sino hasta que una profesora del Instituto Urracá, le comentó a la madre de Carmen Rosa de la existencia de la Fundación Benéfica Louis y Marthe Deveaux. Sin pensarlo dos veces, acudió a la Fundación sin fines de lucro para entregar los requisitos necesarios con la finalidad de obtener los recursos necesarios para completar su beca.

“Recuerdo la amabilidad, la paciencia y el apoyo que me dieron durante los cuatro años que mantuve la beca con la Fundación. Fueron muy profesionales y sobre todo muy responsables porque más que administrar becas, la Fundación Deveaux administra el futuro de los jóvenes panameños. La verdad es que no hubiese logrado graduarme sin su apoyo y eso siempre lo agradeceré.”, acotó Chávez.

Una vez culminado sus estudios y graduarse con buenas calificaciones como licenciada en Fonoaudiología, la ex becaria de la Fundación Deveaux, decidió matricularse en la Universidad de Panamá, con sede en Veraguas, para estudiar enfermería.

“No quería quedarme con una carrera, quiero especializarme, contar con más herramientas que me permitan ser una profesional de alto nivel”, sostuvo la ex becaria de la Fundación Deveaux.

Actualmente, Chávez se encuentra en el primer año de carrera de enfermería y posteriormente, tomará la especialidad en neonatología. “Espero convertirme en una gran profesional de la salud y combinar mis dos pasiones, la enfermería neonatal y la fonoaudiología para aplicar todos mis conocimientos, habilidades y destrezas en pro de la salud auditiva de los niños”, agregó Chávez.