“Soy una persona trabajadora, que me gusta escribir, educar, investigar, defensor de mis raíces Guna Yala, pero sobre todo fiel a la convicción de que la educación es la herramienta para construir una mejor nación”, así se define Arysteides Turpana, quien es graduado en la escuela de francés de la Universidad de Panamá, especialista en Lingüística, docente de la Universidad de las Américas, literario y ex becario de la Fundación Deveaux.

Aristides Alba Andreve (quien años más tarde utilizó el seudónimo como escritor a de Arysteides Turpana) nació el 27 de diciembre de 1943 en Uwargandup, Guna Yala, República de Panamá y desde muy pequeño se interesó por los estudios y la literatura.

“De mis primeros años de estudio en la comarca tengo muy buenos recuerdos, fui educado por unas monjas alemanas quienes me dieron clases de primer nivel y me enseñaron mucho de la disciplina y la constancia”, dijo el ex becario Deveaux.

Turpana llegó a la Fundación Deveaux por “pura casualidad” en el año de 1969, cuando leyendo el periódico se enteró del programa de becas para estudios universitarios. Pronto se dio cuenta que era la misma institución por la que pasaba todos los días para asistir a su centro de estudio.

“Cuando acudí a la Fundación Deveaux, me atendió su primer Director Ejecutivo, el señor Cecilio Abrahams, a quien le entregué todos los requisitos para optar a una beca para culminar mis estudios. A los pocos días obtuve una respuesta positiva de su parte y fue allí cuando comencé a formar parte de la familia Deveaux”, recordó Turpana.

Su beca constaba de 25 balboas mensual, además del pago de libros y material didáctico. Este dinero lo empleaba para los gastos de transporte, debido a que en aquella época no había las facilidades de movilización como existen en la actualidad y, en alimentación, porque pasaba varias horas en la Universidad de Panamá.

El también actor y cineasta, recuerda que a finales de la década de los 60´y principios de los 70´no existían muchas fundaciones benéficas en Panamá que se dedicaran a apoyar la educación.

“Sólo existía el Ifarhu que fue creado en 1965, pero no era común que alguien o alguna institución ayudara a los jóvenes con talento y escasos recursos. No como ahora que hay miles de posibilidades. Quien no estudia es porque no quiere, porque hoy día hay muchas más oportunidades. Para mí, la beca Deveaux fue el inicio de una gran vida profesional”, dijo el integrante de la comarca indígena.

Luego de vivir una temporada en Francia, regresar a Panamá, graduarse de la universidad y dedicarse a la docencia en el colegio Félix Esteban Oller, Arysteides Turpana regresó a la Fundación Deveaux. En esa oportunidad, la institución le facilitó seis becas para los mejores alumnos del colegio donde Turpana impartía clases.

“Fue muy emocionante y sorpresivo que la Fundación Deveaux hiciera eso por los niños, fue muy gratificante. Recuerdo que en el colegio hicimos un estudio socio-económico para saber los chicos que estaban más necesitados y realizamos un concurso para determinar quiénes eran los que tenían más talento académico y, de esta forma, escogimos los ganadores”, dijo Turpana.

A lo largo de los años, Arysteides Turpana fue enriqueciendo su conocimiento realizando un post grado en Política y Administración Cultural en Brasil, así como un post grado en Docencia Superior y un post grado en lingüística, ambos en Panamá. Además, aprendió nuevos idiomas (inglés, portugués y francés)

Además, incursionó con mucho éxito en la literatura. Hasta la fecha, ha publicado un total de 10 obras literarias y tiene ocho publicaciones en revistas y diarios. Muchos de los cuales han sido fragmentariamente traducidos al portugués, francés, inglés, sueco y catalán.

Por su último trabajo “Con G de guna y la D de dulce”, publicado en la revista Cultural Lotería, recibió el pasado mes de agosto, el premio Samuel Lewis Arango por parte de la Lotería Nacional.

También ha participado como guionista, traductor, co-director, director y asesor de investigación en seis obras cinematográficas (documentales y cortometrajes). Al tiempo que ha impartido decenas de conferencias en Panamá, Brasil, Perú, Colombia, Costa Rica, México, Guatemala, Ámsterdam y Estados Unidos.

A sus 73 años asegura que ha tenido una vida profesional muy productiva, la cual le ha permitido viajar y obtener grandes aprendizajes. “El hecho de haber contado con la ayuda de la Fundación Deveaux fue extraordinaria porque me ayudó a convertirme en un profesional, un docente dedicado a la enseñanza. Las oportunidades no se le presentan a cualquiera y cuando se presentan hay que aferrarse a ellas y aprovecharlas al máximo para no arrepentirse luego”. Sostuvo.

Desde hace siete años, se ha dedicado a dar clases de lingüística en la Universidad de Las Américas. Su principal motivación es darle la oportunidad a los jóvenes de aprender, motivarlos a ser mejores estudiantes e incentivarlos a la investigación.

“La educación en Panamá es terrible y los profesores debemos orientar a los jóvenes de la mejor manera. Hay que exigirles, pero también hay que motivarlos, enseñarlos para su carrera profesional y para la vida. Eso es lo que diariamente me motiva y por eso la docencia es mi gran pasión”.

Arysteides Turpana.  Aristides Alba Andreve (quien años más tarde utilizó el seudónimo como escritor a de Arysteides Turpana) nació el 27 de diciembre de 1943 en Uwargandup, Guna Yala, República de Panamá y desde muy pequeño se interesó por los estudios y la literatura. Turpana llegó a la Fundación Deveaux por “pura casualidad” en el año de 1969, cuando leyendo el periódico se enteró del programa de becas para estudios universitarios. Pronto se dio cuenta que era la misma institución por la que pasaba todos los días para asistir a su centro de estudio.