Panamá, 07 de Julio de 2016)- En 1994 Abdiel Alexander Galbez Rodríguez llegó a la Fundación Louis y Marthe Deveaux, por pura casualidad, cuando una amiga de su mamá le comentó que en Vía Veneto de la Ciudad de Panamá, había una organización que se dedicaba a ayudar a estudiantes.

Sin perder mucho tiempo, fue hasta las oficinas de la Fundación Deveaux para obtener más información y a los pocos días entregó todos los requisitos necesarios para obtener una beca universitaria y, de esta forma, solventar los gastos de transporte, alimentación, libros y matrícula para continuar sus estudios de ingeniería eléctrica en la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP).

“Yo provengo de Agua Dulce, provincia de Coclé y para un estudiante de provincia estudiar en una universidad en la Ciudad de Panamá es un poco más fuerte, porque además de estar solo sin sus familiares, tiene que lidiar con todos los temas vinculados al sustento propio, así que la Fundación me ayudó a convertirme en profesional de una carrera científica”, recordó Galbez.

La beca le fue otorgada rápidamente para que pudiera cubrir todos los gastos universitarios y per diem, hasta que culminó toda su carrera en la UTP.

Galbez, eligió estudiar ingeniería eléctrica fundamentalmente por dos razones. La primera, porque desde pequeño tuvo gran curiosidad por la tecnología y la segunda, porque en la Escuela Secundaria Rodolfo Chiari, recibió una adecuada orientación vocacional.

“Constantemente llevaban a las aulas de clases a grandes profesionales que hablaban de su experiencia universitaria y profesional y hubo uno que me marcó mucho porque dijo: “muchachos, estudien ingeniería eléctrica porque esa es la carrera del futuro y la que le abrirá el campo a nivel laboral”. Eso fue a comienzo de la década del 90´y la verdad es que no se equivocó, porque estamos en la era de la tecnología, de las comunicaciones e internet y la columna vertebral de todo eso es la ingeniería eléctrica”, sostuvo el ex becado de la Fundación Deveaux.

Al finalizar sus estudios universitarios con el apoyo de la Fundación Deveaux, Galbez tuvo la oportunidad de iniciar una vida laboral exitosa en distintas empresas que le sirvieron de base para optar a un cargo en Cable and Wireless y con el paso de los años ir creciendo profesionalmente.

“Tengo ocho años en esta gran empresa y me inicié como supervisor, luego fui jefe de servicio de la red y ahora estoy en la gerencia regional en Colón. Me encargo de todo lo relacionado a operación y mantenimiento de la red fija de telefonía fija de esa provincia. Nosotros manejamos todo el personal de Colón relacionado con instalación, reparación y mantenimiento que son alrededor de 53 personas bajo mi cargo junto con el apoyo de dos supervisores”, relató.

Por esta razón, Galbez considera que la educación es la mejor herramienta que un ser humano puede emplear para tener una vida estable, plena y productiva. “Tal y como mi madre me lo inculcó, para mí la educación es la base de la superación personal y profesional, la educación lo es todo y eso es lo que quisiera dejar como legado a mi hijo, que, aunque es muy pequeño, quiero darle la mejor orientación y educación. Su único trabajo debe ser estudiar y salir adelante”, expresó.

Como líder de trabajo, Galbes también procura que su equipo estudie y se forme cada día y constantemente estimula a sus compañeros a que se eduquen para que en un futuro puedan destacarse y sobresalir del montón.